Hoy hemos comenzado nuestro viaje a Canfranc. El tiempo nos ha acompañado.

Después de nuestra experiencia en el canfranero, nos hemos instalado en el albergue y, tras reponer fuerzas, hemos visitado el pueblo y hemos conocido algunas de sus leyendas.

Antes de la cena hemos realizado múltiples juegos, y ahora nos disponemos a descansar porque mañana nos espera un gran día. Continuará…

En nuestro segundo día en Canfranc hemos realizado un tramo del Camino de Santiago hasta Villanúa. Cerca de allí hemos disfrutado del arborismo pasando de un lado a otro entre los árboles. Después hemos conocido la fantástica Cueva de las Güixas: sus formaciones rocosas, sus leyendas de brujas y sus murciélagos. Hemos pasado un día genial, y aunque estamos cansados, ha merecido la pena. 

En el ecuador de nuestro viaje hemos tenido una experiencia maravillosa montando a caballo. Después,  hemos probado nuestra puntería en el tiro con arco. Debido a que la lluvia no nos ha permitido subir a Gabardito, esta tarde ha habido un cambio de planes y nos hemos quedado realizando actividades en el albergue.Esperamos que mañana el tiempo nos acompañe y podamos continuar con nuestro viaje.

En la recta final de nuestro viaje a Canfranc hemos visitado el monasterio de San Juan de la Peña y otra joya del románico aragonés: Santa Cruz de la Serós. Por la tarde hemos tenido una sesión de dos horas de paintball en la que nos hemos retado y nos hemos divertido mucho. Para terminar nuestro gran día hemos pasado una tarde con caídas y risas en la pista de hielo de Jaca. Ahora nos disponemos a prepararnos para la última velada en la que nos vamos a trasladar a diferentes épocas por medio de los disfraces que hemos preparado.  ¡Qué pena que esto termine! 

En nuestro último día en Canfranc hemos tenido un día lluvioso, así que hemos estado realizando juegos en el albergue. Después hemos visitado la Estación de Canfranc y hemos visitado A Lurte en el que hemos podido conocer los riesgos que conlleva la montaña y los deportes que en ella se pueden practicar. Con gran tristeza, pero muy buenos recuerdos, nos despedimos de nuestros días de convivencia en Canfranc.

Artículos Relacionados