Los alumnos del Colegio La Milagrosa seguimos preparando las oraciones de Cuaresma.

En la segunda semana…¡nos ha tocado subir con nuestra bici a la montaña! Ya sabemos que es un camino difícil; pero, al llegar arriba, se tiene su recompensa. Nosotros queríamos subir a este monte durante Cuaresma, aunque nos costase un gran esfuerzo, del mismo modo que hizo Jesús con sus amigos para orar. 

Tras escuchar el Evangelio, que nos hablaba sobre la Transfiguración, hemos reflexionado acerca de la luz que tenemos en nuestras vidas; de aquellas personas que son luz para nosotros, como nuestros familiares y amigos; y de Dios, que siempre es Luz encendida para nosotros. 

En la tercera semana de Cuaresma seguimos pedaleando. Aunque nos resulte agotador el camino, Dios está con nosotros y nos ayuda en nuestro esfuerzo. En la oración de esta semana hemos leído el Evangelio que se refiere a la higuera seca, esa higuera que, sin cuidados, no daba fruto. Nosotros somos como esa higuera y tenemos que apoyarnos en Dios y ayudarnos los unos a los otros para poder obtener el mejor fruto del que somos capaces. 

Como reflexión para esta semana nos hemos propuesto observar aquellas aquellas actitudes que no dan fruto bueno, para arrancarlas de raíz. Por otro lado, vamos a regar aquellas actitudes que sí favorecen la fraternidad entre nosotros, para que sigan creciendo y así crezca el amor entre nosotros. 

Después de todas estas reflexiones, terminamos la oración de la mañana cantando y bailando todos juntos. 

¡Seguiremos pedaleando con nuestra bici! ¡Hasta la próxima semana!

Noticias relacionadas